viernes, 13 de abril de 2012

Recorriendo Embalse con los narradores internacionales

Fue una jornada de domingo donde pudimos realizar al aire libre una "Clínica del cuento". Donde intercambiamos experiencias, anécdotas, mates, tortas ;buscamos y encontramos teorías de sustento, nos contamos, nos alentamos, nos sentimos plenos entre la naturaleza  viva y la de los textos. ¡Hermosa experiencia!








jueves, 12 de abril de 2012

Una fiesta con los niños...

Más de 2000 niños estuvieron presentes en el Teatro Real Cooperativa. Fue realmente una fiesta de cuentos , risas, emociones, suspenso, magia...todo lo que se logra con la Narración oral.




Hasta las autoridades disfrutaron y mezclaron sus risas con las de los niños


Gracias a todas las escuelas que estuvieron presentes




Quedaron flotando en el aire los duendes escondidos de las palabras. Esperan que se repita el ritual de los cuentos.

Noche de gala.Reconocimiento a mis 40 años de Narradora oral

Noche de gala, en el escenario del Anfiteatro Luis Amaya donde el señor Intendente Brower de Koning, en nombre de la comunidad de Río Tercero reconoce mi trayectoria durante estos 40 años como Narradora oral.
El Grupo estable de Narración oral ParacontArte que coordino estuvo presente acompañándome junto a los Narradores invitados. Momentos de emoción junto a mi familia, amigos y público. ¡Gracias por la presencia, por los presentes y el afecto recibido.



Luego vino la Gran contada. Me sentí feliz, porque mi ciudad pudo contar con el lujo de tener a tan destacados narradores del mundo.

Por los barrios con narradores internacionales





Un sueño cumplido

El I Festival Internacional de Narración oral en Río Tercero fue mágico...
Gracias a los narradores de distintos lugares del mundo que llegaron con sus mochilas de palabras, talento y amistad.





Retorno







Pido mil disculpas por haber abandonado este espacio, pero a veces el tiempo corre y los días caen con la rapidez de las hojas en otoño ante la presencia de una leve brisa.
Estoy aquí tratando de hacer una síntesis de todo lo sucedido en estos meses y sé que no será tarea fácil porque la vida me regaló experiencias, atardeceres, nuevos caminos, días en familia, besos melosos, sustos de salud, análisis y diagnósticos, buenos augurios, noches de luna, sueños a cumplir, caminos de palabras, lecturas luminosas, proyectos y más ideas, viajes y vacaciones, nietas e hijos...
En fin... estuve enarbolando la vida.